top of page

¿Por qué Los Músicos NO PODEMOS Dejar de Procrastinar en Tiempos de Pandemia?

Si hay una persona que se ha visto completamente afectada en el momento que entró la pandemia he sido yo. No solo perdí mi trabajo por el cual luché alrededor de 15 años para ascender a un puesto mejor, sino que también perdí por completo la fe en seguir luchando.


Si chicos y chicas. Este tipo que se muestra sumamente fuerte como el acero frente a una webcam o a una cámara de celular también tiene sus luchas internas constantemente. No es para nada fácil mantenerse en pie luchando contra un gigante que se avecinaba a paso avasalladores. Tuve que parar todo: mis estudios, mis proyectos, mi creatividad. TODO. Tuve que prepararme para lo que se venía en camino.


Levanto la mano mencionando que todos los que trabajamos en la Industria del Entretenimiento sin importar la labor que hagamos, nos hemos visto brutalmente afectados por esta pandemia afectando nuestro psique y nuestras emociones. Muchos de nosotros trabajamos en otras cosas para cerrar al fin de mes. Inclusive colegas hacían extras amenizando fiestas y eventos. Todo esto repentinamente quedó en pausa.


Se están viendo cambios y mejoras para impulsar la economía en este 2022, pero no estamos comenzando a sentir alivio de nuestra batalla emocional tanto para nosotros como para nuestras familias y seres queridos, cuando de repente entramos a otra lucha donde se declara una guerra entre dos países por motivo de recursos energéticos y otros aspectos que no vale la pena mencionar. El caso es que todo esto detona nuestras emociones y optamos por postergar todo dejando nuestro enfoque a la deriva.


No vengo a darte un blog más sobre el tipo de estrategia que debes usar para vencer la procrastinación, ni tampoco una forma científica sobre cómo evitarlo. Me voy a basar en mi propia experiencia para aseverar por qué los músicos amamos dormir en los brazos de la procrastinación, acabando con miles de horas de improductividad en mis emprendimientos. Lo he llamado, como dice el título de este blog, "Procrastinación Musical".


Atento y atenta a estos tres puntos donde explico por qué somos unos procrastinadores por excelencia:


RAZÓN #1: SOMOS VAGOS POR NATURALEZA


No me vengas con el cuento de que te ofendiste con el comentario. Si no te gusta, cierra esta página y vete a hacer otra cosa con tu vida. En lo más profundo de nuestro ser, somos así como parte de nuestro ADN. No nos gusta la disciplina, no nos gusta las reglas ni tampoco los horarios estructurados.


Los músicos somos seres orgánicos, sentimentales y emocionales. Jamás podríamos ver nuestra pasión como un trabajo, por lo que muchos de nosotros preferimos "aparcar nuestro sufrimiento" haciendo otro tipo de labores que nos genere dinero y tomar esto de la música como un amor platónico sin retorno de inversión (... ¿yo escribí esta estupidez? WHAT??).


Optamos por trabajar en call centers, hacer otras cosas, asistir a otros micro-empresarios... en fin, la lista es interminable. El caso es que tenemos que estar sumamente mal como para decidirnos a enfrentar nuestros demonios y agarrar el toro por los cuernos, profesionalizarnos y disciplinarnos. No hay una puta estrategia que me ayudase a vencer esta vagabundería. En mi caso, una noche estaba acostado en mi cama y viendo al techo con un profundo vacío emocional me dije a mí mismo "Ok... me siento mal, y ahora qué?... tengo que hacer algo con esto". Ese día decidí crear Músico Fiebre en el 2014 y ocho años después tiene más de 60mil suscriptores en Youtube. ¡Eso es ser SUPER decidido, conté de forma regresiva y al llegar al uno, me tiré a hacer lo que tenía que hacer!


Después de mucho trabajo, dejé MF por casi cuatro años. Si, me ausenté, pero te prometo que será otro tema que contaré en mi siguiente blog. RAZÓN #2: SOMOS INDISCIPLINADOS


La mayoría de las estructuras que nos guían a ser auto-disciplinados y enfocados en nuestras responsabilidades, irían muy bien enfocadas a un abogado, un ingeniero, un arquitecto. Pero, ¿a un músico?... hmm, eso hay que verlo.


Siempre estamos pensando en miles de cosas a la vez, por lo que mantenerse estático en un plan debidamente escrito es equivalente a pedir que se muera la Reina Isabel de C#$%d. ¡Imposible!

La mejor salida que tenemos frente a tantas responsabilidades en pila, es ver Netflix, salir un rato, hablar con amigos... en fin, cualquier cosa con tal de mitigar el sufrimiento que nos espera más tarde. Por último, si del todo no cumplimos con nuestro itinerario de responsabilidades, simplemente nos dormimos y despertamos al día siguiente con un agobiante estrés e impotencia.


Paré este problema con un papel y un lápiz. Escribí todas aquellas responsabilidades de alta prioridad al inicio, y las no tan importantes al final. Conforme terminaba una tarea, inmediatamente la tachaba y continuaba con el siguiente punto. Eso sí, mi cuerpo me incitaba a ver las redes sociales, Instagram, Youtube... en fin, lo que fuera con tal de mitigar el dolor.


Pero sabiendo la gran satisfacción que recibiría finalizando cada tarea, siempre mantengo el enfoque en todo lo pendiente. Al final me espera un enorme alivio, un sentimiento de paz, una película y palomitas de maiz. En resumen, un final feliz.


RAZÓN #3: NUESTRO NIVEL DE SENSIBILIDAD ES MAYOR


Mi personalidad no es fría ni calculadora. Ambos atributos los adquirí de mi propio entorno con tal de sobrevivir. Cuando las cosas se ponen mal, muchos músicos entramos en un meollo de emociones incontrolables sin poderlos decifrar. Esto no se trata que seamos los reyes y reinas del drama, sino que estamos más expuestos emocionalmente a lo que ocurre a nuestro alrededor, lo que nos torna incapaces de bloquearlo la mayor parte de las veces.


En mi caso, me he refugiado en el deporte, en la música y otras actividades más saludables y productivas para mi vida, evitando así aquellas cosas que podrían tener un alto nivel de toxicidad como las noticias. Procuro verlas únicamente para estar informado, saber dónde encausar mi camino y seguir adelante. Nuestra mente siempre debe estar en óptimas condiciones a pesar de cualquier cosa que pueda ocurrir. Al final del día, siempre ocurrirán cosas y deberemos tomar decisiones para enfrentarlas.


¿Qué otros puntos o razones agregarías por las que somos unos expertos en procrastinar? Déjalo en los comentarios. El propósito no es apoyar este "mal" en nuestro gremio. Todo lo contrario. Confieso que es dañino para nosotros mismos y para lograr nuestros objetivos de vida. El reconocerlo como parte de nuestra vida es tan solo el primer paso para aceptarlo y buscar estrategias para vencerlo. ¿Qué has hecho para dejar de postergar tus metas en plena pandemia?


Amaré leer tus comentarios. :)


Sobre el Autor

Jero Coto (cantante, compositor y emprendedor), amante de la música y melómano, en constante conocimiento de todo lo que pasa en el mundo de la música. Si quieres conocer más de las opciones disponibles para avanzar en tus emprendimientos musicales, haz clic en este link


Comentarios


Concierto de música

¿Trabajando en un empleo para seguir en la música?

Si aún así no te queda tiempo ni para descansar, suscríbete al Mini-taller Gratuito

7 Pasos Para Ganar Más Tiempo y Seguir En La Música Mientras Trabajas

¡Listo! ¡Ya estás dentro!

bottom of page