top of page

Del Canto al Teatro Musical. ¿Cómo así?

He estado haciendo muchas cosas a lo largo de todos estos años y he tenido experiencias diversas al lado de personas y sitios enriquecedores tanto en actuación como en canto y en baile. Pero combinar las tres se requiere de un entrenamiento consistente que involucra memoria, preparación vocal, acondicionamiento físico y enfoque. La mente te puede hacer tretas durante el proceso y es normal. El Síndrome del Impostor es parte de los protagonistas en esta profesión.


Pero esto culmina cuando finalmente pones todas las cartas en la mesa y al principio puede ser algo dificil de lograr, pero no es imposible. Tengo ya un año de estar en este proceso de estudiar y prepararme en teatro musical a lo cual muchas cosas han ocurrido, pero nada cae del cielo. En este corto tiempo, quiero compartir lo que hasta la fecha he aprendido que te puede servir si estás con esta inquietud de darle un giro a tu carrera artística.


En este corto tiempo, he recolectado lecciones aprendidas tanto por las buenas como por las malas que te podrán servir para tu proceso profesional, así que comienzo diciendo:


Esto SI ES una carrera... y hay que verlo como tal.


Ve dejando de lado la mediocridad del status-quo que te quiere enfrascar a seguir sus patrones de dolor y "estabilidad". En estos tiempos, la estabilidad no existe para ninguno de nosotros. Se juega con la flexibilidad a cambios repentinos y la capacidad de resolver rápido y de forma inmediata.


Ser actor o actriz de teatro musical es una carrera que demanda mucho trabajo y esfuerzo físico, mental y vocal. Es por ello que me he preparado en fortalecer mi cuerpo y he asistido de forma incansable a clases de canto para mejorar mi técnica, cosa que hago sin cesar. Siempre hay algo nuevo que aprender.


Aun no he tenido la oportunidad de salir del país para conocer otros contextos artísticos en el extranjero, pero esta es una meta que tengo en mente para enriquecer mi conocimiento en esto y hacerlo cada vez mejor. Como toda carrera, hay que invertir recursos económicos para hacerlo realidad y conciso. Esto me trae al siguiente punto.


Hay que pagar el precio.


No te voy a comprar la idea de que esto es gratis y que se puede aprender a hacer esto en cualquier lugar. Esto es falso y trae miseria a la vida. Hay que estudiar, hay que prepararse con los mejores y dedicar horas para hacer una rutina una y otra y otra vez hasta llegar al punto deseado.


Hay que caerse, levantarse, cometer errores, llorar, frustrarse, regañarse e intentarlo una y otra vez hasta finalmente lograr lo que quieres. Hay que pagar por una escuela especializada en todo lo relacionado a Teatro Musical, acudir a talleres para saber cómo audicionar y tener trabajos en otras producciones, llevar clases de actuación, aprender a estudiar guiones, etc. Así que ve buscando un trabajo para pagar todo esto y ahorrar para viajar y seguir creciendo.


Aléjate de personas tóxicas.


La vida de un artista, de un emprendedor en su totalidad, es vivir en la soledad. Muchas personas no van a comprender lo que haces, ni siquiera tu propia familia. Es hasta que estás en escena y te vean en acción cuando descubren por qué haces todo esto.


La mayor parte de personas con las que convivo son del ámbito artístico, del baile, actuación y siempre estoy aprendiendo de todos ellos. Criticarlos por envidia como hacen muchas personas en este medio es la cosa más inmadura y estúpida que puedes hacer, aparte de ser una pérdida de tiempo. Todos necesitamos de todos y este mundo da muchas vueltas, así que no sabes cuándo necesitarás de ellos.


Networking, networking, networking...


No te limites a las clases de tus profesores y aprenderte las canciones. Quítate la pena e inicia nuevas amistades, crea nuevas conexiones y muestra tu personalidad tal y como eres. Ese tabú de que solo el amistoso, el cuenta-chistes y el simpático es quien se lo lleva todo, es una mentira.


Si te preocupa ser una persona seria, tímida, retraída o facil de intimidarse, te tengo una noticia: eso no importa. Sé tu mismo, sé tú misma. Muestra tu verdadera personalidad, pregunta si necesitan ayuda para ser tramoyista, acude con bailarines que te enseñen a bailar algunos pasos que te resultan difíciles de ejecutar. Hazte amigo de actores que te enseñen a cómo estudian sus guiones y descubrirás miles de técnicas para lograrlo también. Y para terminar...


Sin pasión... de nada sirve.


Puedes ponerle muchas ganas a algo, que si no tienes pasión por esto, ¿para qué seguir? Comprendo que posiblemente estás en una encrucijada buscando tu verdadera vocación o algo así. Pero aunque no creas o dudes, muévete apasionadamente. El fin justifica los medios.


No hay nada preparado en esta vida. Lo único que queda es moverte, dar los pasos y juntarte con las personas correctas para moverte en este medio. Brinda tus talentos, ayuda a otros, no te quedes con las manos extendidas esperando que todo caiga del cielo. Hay que hacer algo para recibir algo. Hay que dar algo para recibir algo. Hay que pagar el precio. Muévete con pasión.


¿Ya estás estudiando teatro musical? ¿O tienes pensado meterte en este mundo tan increíble y tan bello? ¿Tienes dudas sobre cómo comenzar? Déjalo en los comentarios al pie de este blog y de paso, date exposición que para esto son estos espacios.


Vida solo hay una. No la desperdicies especulando...

Sobre el Autor


Jero Coto (cantante, compositor y emprendedor), amante de la música y melómano, en constante conocimiento de todo lo que pasa en el mundo de la música. Si quieres conocer más de las opciones disponibles para avanzar en tus emprendimientos musicales, haz clic en este link

Comments


Concierto de música

¿Trabajando en un empleo para seguir en la música?

Si aún así no te queda tiempo ni para descansar, suscríbete al Mini-taller Gratuito

7 Pasos Para Ganar Más Tiempo y Seguir En La Música Mientras Trabajas

¡Listo! ¡Ya estás dentro!

bottom of page