top of page

5 Secretos Que Llevaron a Bad Bunny al Éxito

Desde hace tiempo atrás he querido hacer un blog referente a este artista, ya que su estrategia siempre me ha intrigado. ¿Cómo un cantante tan malo puede llegar tan alto de las listas de popularidad en todo el mundo? He aquí mi análisis resumido en cinco puntos de Benito Martinez Ocasio, más conocido como Bad Bunny.



Antes de iniciar, quiero que dejemos de lado la crítica y el morbo que encierra a esta marca. Lo que explicaré va más enfocado a su estrategia y cómo logró llegar a las listas de popularidad hasta inundar todos los “streaming” y plataformas en linea. No me considero fan del cantante. Detesto su música. ¿Qué hizo para que pegara tanto?


1. Nunca dejó de trabajar ni de estudiar


Mientras trabajaba como empaquetador para un supermercado, nunca dejó de escribir canciones y siguió avanzando en lo que creía. A pesar de que su familia no le permitía escuchar reggaeton, tuvo influencias que le sirvieron de inspiración para avanzar hacia su meta: Tego Calderón y Vico C.


Inició sus estudios en Comunicación Audiovisual en Puerto Rico y a pesar que desertó de ellos (como muchos lo hemos hecho en algún momento en nuestras vidas), siguió enfocado y en el 2017 fue cuando iniciaron las sorpresas, inmerso en una generación mediocre donde muchos creen que sin generar dinero pueden hacer y deshacer lo que les de la gana, sin una estrategia entre manos.


2. Propuso una idea original dentro del gremio urbano


Seamos sinceros. Ya estábamos hartos de escuchar lo mismo de siempre con diferentes cantantes y es cuando llega este individuo con su propuesta chocante repleta de misoginia y denigración hacia la mujer que todo el mundo le brinda su atención. Justo en un momento donde las “pañuelos verde”, el feminismo, las feminazis y la búsqueda por aprobar el aborto estaba en su mayor apogeo.


Una voz baritonal con dudosa pronunciación diciendo “YE YE YE”, se prestó para ser foco de burlas y comentarios negativos, sin saber que eso sería parte de la receta de éxito que tenía el conejo malo entre reuniones con sus colegas. Porque al final, ¿qué mejor que odiar la vida de una persona para aumentar sus números en redes sociales?



He aquí una lección de oro: todo lo que está en tu contra lo puedes usar a tu favor si eres perspicaz, creativo y conoces bien del negocio. Si sabes a quiénes deseas atraer con tus contenidos, lo único que falta por hacer es ser constante. ¿A quienes quieres captar la atención con tu emprendimiento musical y que resultado deseas obtener a cambio? Benito siempre lo supo y recuerda que “nada en esta industria es accidental”. Todo está pensado (diría mi gurú Soma).


3. Siguió a cabalidad las reglas del juego aún sintiéndose mal


Las noticias generadas por causa de su música, lo explícito de sus canciones, su voz nada agradable y los miles de comentarios de otros cantantes profesionales hablando pestes de él, fueron parte del plan de “engagement”, sin mencionar todos los Youtubers, influencers y otras redes sociales que replicaban mensajes sobre él. Su nombre estaba en boca de muchos y esa era la idea primordial para alcanzar el éxito.


¿Lo hizo solo? No. Detrás de una alta popularidad como la de Bad Bunny, hay mentes maquiavélicas empujando hacia adelante para que estas cosas ocurran, entre ellas la de su actual manager Noah Assad, quien tuvo que ver con esta estrategia, además de haber diversificado su marca en diversos modelos de negocio. Pero el hecho de que Benito haya hecho conciertos de “freestyle” después de salir del supermercado, me demuestra la visión personal que tenía de dar a conocer su sello a audiencias mayores, hasta llegar a verlo en pantalla grande.



Bad Bunny no corrompió al mundo. Solo le dio más de lo que ya tenía y lo transformó en una máquina generadora de dinero. No les dio el trillado antídoto para solucionar un problema social. Se transformó en un espejo que refleja nuestra propia realidad.


4. O das la solución al problema o sigues restregándoles sus miserias


Como siempre la música es un pretexto. Es tan solo un móvil con el cual podemos darle a una audiencia lo que quiere. Este móvil puede ser un periódico, una revista, una serie de televisión, un libro, redes sociales… etc… lo que quieras pensar.


Al brindar una idea para solucionar un problema hacia una audiencia altamente masiva, recibirás mayor resistencia para ser aceptado y posteriormente consumido. En el caso de Benito y toda su camaradería junto con la cinceleante constancia de meterse en la mente de las personas con canciones cargadas de machismo, misoginia, tomar a las mujeres como objetos, etc, les trajo frutos suculentos.


5. Alianzas estratégicas constantes


Benito no ha logrado su éxito si no fuera por la constante búsqueda de alianzas estratégicas con artistas como Arcángel, Farruko, Ñengo Flow y Ozuna. Es una labor de mucha paciencia. Solo ponte a pensar: ¿Cuántas veces tuvo que invitar a diversos managers a varios de sus eventos para que lo vieran y cuantos le dieron la excusa de “se me presentó un inconveniente con mi familia”, “se me estalló la llanta de mi carro” o “tengo una reunión de último momento y se va a alargar”... o peor, ¿que lo hayan dejado en visto?


Las personas vigilan nuestra consistencia. Cuando uno es inconstante se pierde la confianza y las personas dudarán en acercarse a uno. Aunque no tenga lógica, no haya motivación o simplemente no hayan motivos para hacer las cosas, solo hazlas: contacta a personas de diversos medios, contacta con artistas emergentes, pide que escriban una nota de tu trabajo en sus blogs… en fin, el cielo es el límite.


Lejos del tipo de música que pregonas, de lo amenazante que puede ser para los jóvenes o el contenido de sus letras, la estrategia de negocios manejada tras la marca de Bad Bunny es majestuosa, genial, inteligente y magistral. Pero sobre todas las cosas, es simple y consistente.


____



Para concluir con mi blog, ¿cómo pudo Bad Bunny tener el rotundo éxito del que actualmente goza? Eso es muy fácil de responder. En una zona como Latinoamérica, donde se acostumbra mayormente a criticar al vecino, humillar a otros, chismear sobre el trabajo de otras personas, querer que todo se dé a corto plazo sin tanto dolor y posponerlo todo, es muy sencillo para cualquiera que conozca de estas debilidades avanzar a pasos avasalladores hacia sus objetivos.


Lejos de la calidad de sonido que poseen sus producciones más recientes y muy lejos de la inconformidad que Benito cuenta en sus redes por la falta de tiempo para sí mismo y la apretada agenda de eventos en la que estaba inmerso antes del 2023, Bad Bunny y su equipo han logrado su merecido éxito gracias a esa consistencia, no a su música.


Si otros músicos, artistas y emprendedores de esta industria se hubiesen preocupado por aprender más sobre el negocio tras bambalinas mientras proponen un robusto modelo de negocios, quizás Benito no hubiera visto tan accesible escalonar a otros peldaños. Benito es una muestra viviente de nuestra sociedad y, ¿por qué no decirlo?, de su mediocridad y falta de creatividad para destacar en diversos ámbitos, lo cual se traduce en un pésimo gusto musical con una excelente producción y exitosa estrategia de negocios aceptada por grandes masas deseosas de aturugarse con más de lo mismo, sin deseos de cambiar hacia algo mejor. Gracias a estos resultados, nuestra industria tiene consigo un virus peor que el C#vid imposible de erradicar.


Es momento de que hagas tu voz valer y expongas lo que piensas respecto a este blog. ¿Su éxito se debe al artista per-se o a su propio público? ¿Hubo intereses de por medio para que esto ocurriera? Tu opinión tiene su peso en oro.


Sobre el Autor


Jero Coto (cantante, compositor y emprendedor), amante de la música y melómano, en constante conocimiento de todo lo que pasa en el mundo de la música. Si quieres conocer más de las opciones disponibles para avanzar en tus emprendimientos musicales, haz clic en este link


Comments


Concierto de música

¿Trabajando en un empleo para seguir en la música?

Si aún así no te queda tiempo ni para descansar, suscríbete al Mini-taller Gratuito

7 Pasos Para Ganar Más Tiempo y Seguir En La Música Mientras Trabajas

¡Listo! ¡Ya estás dentro!

bottom of page